Buscavidas

Buscavidas

Buscavidas

El joven Jim se lanza a la vida en la carretera y en las vías de tren, donde interactúa con todo tipo de personajes que viven en la marginalidad.

Jim Tully se consagró como autor gracias a este libro, que se convirtió en un best seller y fue llevado a la gran pantalla en una película muda dirigida por William A. Wellman y protagonizada por Louise Brooks, Wallace Beery y Richard Arlen.

Con Buscavidas nace el hardboiled, una manera de entender la literatura que luego definiría la obra de autores como Ernst Hemingway, Henry David Thoreau o Jack Kerouac.

El estilo crudo y directo de Jim Tully marcó un antes y un después en la literatura norteamericana.

ISBN 978-60-79409-67-8
232 páginas — 13,5 x 23 cm
Tapa blanda
Traducido por Andrés Barba
:

Jim Tully es uno de los precursores del estilo hardboiled que popularizaron escritores como Dashiel Hammet y Raymond Chandler.

:

«La miseria lleva a la miseria por la sencilla razón de que no puede llevar a ninguna otra parte.»

Jim Tully

— Ohio, EEUU —
Fue vagabundo, boxeador y escritor. Se educó en campos de indigentes, vagones y bibliotecas públicas. Al final, cansado de la vida de carretera, se instaló en Kent, Ohio, donde trabajó como boxeador profesional y podador de árboles. Durante ese periodo empezó a publicar poesía en periódicos locales y en 1912 se mudó a Hollywood, donde se convirtió en uno de los primeros reporteros en cubrir las noticias sobre el mundo del cine. Al trabajar de manera autónoma y no estar limitado por los estudios, a menudo escribía de forma cruel sobre las celebridades de la época. Pronto se convirtió en uno de los hombres más odiados de Hollywood. Aunque sus textos siempre se vieron envueltos en controversias –especialmente por parte de la censura de la época−, el público y la crítica los adoraban.
«Tully tiene la capacidad de Gorki de engrandecer las miserias de los hombres desesperados con un humor que sería inconcebible en un autor ruso.» — H.L Mencken
«Que Tully escribiera fue un milagro. Que lo hiciera tan bien fue un regalo para el mundo.» — John Sayles
Otros libros