Judas y otros ensayos sobre lo divino y lo humano

Judas y otros ensayos sobre lo divino y lo humano

Judas y otros ensayos sobre lo divino y lo humano

Este volumen recoge algunos de los textos que mejor definen a Thomas de Quincey y mejor plasman su compromiso con la inteligencia, la verdad, el humor y la polémica. Con «Judas Iscariote», ensayo tremendamente célebre en su época, levantó ampollas al cuestionar la maldad del apóstol. Para De Quincey, Judas había sido elegido por Jesús, y si lo había traicionado era, en palabras de Borges, «para obligarlo a declarar su divinidad y a encender una vasta rebelión contra el yugo de Roma». En «Sobre la guerra», De Quincey plantea el imposible final de los conflictos armados; «Sobre el suicidio» es una reflexión sobre las posibles justificaciones de ese acto definitivo a la luz de un gran poema de John Donne; finalmente, en «Sobre la superstición moderna», discute la supuesta racionalidad de su época (y la nuestra) y elabora un catálogo tan curioso como sorprendente de supersticiones que han muerto o que perviven.

Judas y otros ensayos sobre lo divino y lo humano explica por qué Jorge Luis Borges consideraba a De Quincey uno de los pensadores más agudos y originales de cualquier época.

De Quincey es uno de los verdaderos maestros del pensamiento crítico; sus ensayos dan testimonio de una libertad intelectual que siempre vale la pena tener presente como posibilidad e incluso como deber.

ISBN 978-607-9409-87-6
páginas — 14x21 cm
Tapa blanda
Traducido por Juan Manuel Salmerón Arjona
:

De Quincey fue el primero de los escritores «malditos»; Baudelaire, Edgar Allan Poe e incluso Borges son sus herederos literarios.

:

Los ensayos más negros y lúcidos del primero de los escritores malditos.

Thomas de Quincey

— Mánchester, Reino Unido —
Fue uno de los escritores ingleses más notables del romanticismo y también uno de los más polémicos. Hijo de un rico comerciante, recibió una educación exquisita en las mejores instituciones de Inglaterra. Rebelde y curioso, se hizo adicto al opio en 1804, cuando estudiaba en la universidad de Oxford. Nunca se graduó. Fue el editor de un periódico conservador, The Westmoreland Gazette, y cuando se arruinó mantuvo a su mujer y a sus ocho hijos gracias a sus colaboraciones en distintos periódicos y revistas. Sus ensayos Confesiones de un opiófago inglés (1822) y Del asesinato como una de las bellas artes (1827) son auténticos clásicos. Su estilo influyó en escritores tan célebres como Edgar Allan Poe, Charles Baudelaire y Jorge Luis Borges.
«De Quincey es esencialmente digresivo y, por tanto, encarna el más auténtico sentido del humor.» — Charles Baudelaire
«En los catorce volúmenes de la obra de De Quincey no hay una página que el autor no haya templado como si fuera un instrumento. A nadie debo tantas horas de felicidad personal.» — Jorge Luis Borges
Otros libros