Mujeres en la cama

Mujeres en la cama

Mujeres en la cama

Berriault echa mano de su extraordinaria sensibilidad —a veces sutilmente irónica, a veces dolorosamente directa— para abordar la inevitabilidad del sufrimiento y la naturaleza de la individualidad, y se arriesga a asomarse a la verdadera esencia de nuestros dilemas vitales. ¿Qué nos motiva a actuar? ¿Cuál es la raíz de nuestro comportamiento? ¿Qué nos refrena o nos cambia? Su escritura es sobria y evanescente, como si imitara el pulso de la vida, pero cada tanto la empatía la vuelve inusitadamente luminosa .

«La mitad de las mujeres del mundo están en este momento en la cama, en la suya o en la de otro, ya sea de noche o de día, tanto si lo desean como si no.» En Mujeres en la cama,  la prosa de Berriault —honesta, conmovedora y sabia— alcanza su punto más alto y vuelve a reivindicar el relato como la más ejemplar de las formas literarias. Berriault fue una escritora enteramente moderna, bendecida con un exquisito sentido de la potencia de las palabras y con la habilidad de crear momentos de empatía que son a un tiempo perturbadores y misteriosamente gozosos.

Gina Berriault ha ido ganando, en estos últimos años, el reconocimiento que se merece como una de las grandes escritoras estadounidenses del siglo XX. Mujeres en la cama es la primera obra suya que se publica en español.

ISBN 978-607-9409-90-6
208 páginas — 14x21 cm
Tapa blanda
Traducido por Olivia de Miguel
:

Esta antología, que recibió infinidad de premios, incluidos el National Book Award, el Pen Faulkner y el Real Award for Short Stories, es una muestra de lo mejor de su obra.

:

«La mitad de las mujeres del mundo están en este momento en la cama, en la suya o en la de otro, ya sea de noche o de día, tanto si lo desean como si no.»

Gina Berriault

— Long Beach —
Fue hija de inmigrantes letones y lituanos. Creció en Los Ángeles, donde su padre escribía literatura y editaba revistas de negocios. A su muerte, Berriault, todavía adolescente, se hizo cargo del trabajo de su padre para ayudar a mantener a su familia. Más tarde se mudó a San Francisco (escenario de muchos de sus relatos) y comenzó a escribir para revistas tan importantes como The Paris Review y a publicar novelas y relatos. Su última antología, Mujeres en la cama fue galardonada con el National Book Award, el Pen Faulkner y el Rea Award for Short Stories.
«Es preciso esforzarse mucho para encontrar, en estos relatos, una sola frase que no tenga la perfección de una gema.»
 — The New York Times Book Review
Otros libros