Relatos para piano

Relatos para piano

Relatos para piano

Estas narraciones inauditas reflejan de forma cabal la asombrosa originalidad del muy excéntrico y absolutamente genial Felisberto Hernández. Todos ellos son acabadas muestras de un estilo que, para Italo Calvino, «desafía toda clasificación y todo marco», y cuyos rasgos más característicos son el sarcástico intercambio de papeles entre los objetos y las personas (operación que, para sorpresa del lector, arroja nuevas luces sobre la realidad moderna), la empatía nacida en el permanente extrañamiento frente al mundo y un humor tan discreto como disparatado. Auténtico visionario, Felisberto abrió las puertas a una literatura que reflexiona sobre sus propios límites y que, por encima de todo, procura iluminar nuestra estupefacción ante las cosas.

Vale la pena darle una nueva oportunidad a uno de nuestros escritores más originales y más subestimados.

ISBN 978-607-9409-89-0
112 páginas — 14x21 cm
Tapa blanda
:

Relatos para piano incluye varios relatos prácticamente desconocidos en España, como el extraordinario «Tal vez un movimiento», que empieza con las palabras «Hace tiempo que tengo una idea. Y como hace tiempo que tengo una idea, me recluyeron».

:

Felisberto Hernández

— Montevideo, Uruguay —
Fue un personaje excéntrico y entrañable. Pianista profesional, con dieciséis años acompañaba películas mudas en los cines de Montevideo. Después de un viaje literario a París (tras la huella de otro uruguayo ilustre: Jules Supervielle) abandonó el piano y se dedicó exclusivamente a la literatura, pero su prosa conservó un notable componente sonoro. Entre sus obras destacan Libro sin tapas (1928), Por los tiempos de Clemente Colling (1942) y Nadie encendía las lámparas (1947).
«Como todos los grandes escritores, Felisberto Hernández nos alcanza una llave para abrir las puertas del futuro y salir al aire libre.» — Julio Cortázar
«Felisberto Hernández es un escritor que no se parece a nadie: a ninguno de los europeos y a ninguno de los latinoamericanos, es un “francotirador” que desafía toda clasificación y todo marco, pero se presenta como inconfundible al abrir sus páginas.» — Italo Calvino
«Si no hubiera leído los cuentos de Felisberto Hernández, no sería el escritor que soy.» — Gabriel García Márquez
«Un Kafka excéntrico y vegetariano que habita en su propio laberinto barroco.» — Michael Hofmann, The Times Literary Supplement
Otros libros